Museos

Salas de las banderas

Son las más relevantes del Museo de la Ciudad debido a los tesoros nacionales que exponen. Muestra además objetos personales de los máximos líderes de las guerras de independencia.

Sala de los Bomberos Localizar en el mapa

Sala de los Bomberos

Sala de los Bomberos

Fue la noche del sábado 17 de mayo de 1890 y cerca de las 10:30 el sereno que realizaba la ronda, al llegar a las cercanías de Mercaderes y Lamparilla, se percató de que se había desatado un fuego y dio la voz de alarma: ¡Fuego en la Ferretería de Isasi! Acudieron de inmediato los Bomberos Municipales y los del Comercio, que con derroche de valentía y desinterés, trataron de extinguir el incendio con la ayuda de vecinos, policías y transeúntes. Una hora más tarde ocurrió una terrible explosión. El precio de este siniestro fue: treinta y nueve muertos, de ellos veintiséis bomberos, nueve del municipio y diecisiete del comercio; un miembro de la marina, cuatro agentes del orden público, ocho vecinos, y más de sesenta lesionados y mutilados.

El domingo 18 fue de luto para La Habana; se suspendieron las fiestas y cerraron los comercios. Los restos de las víctimas fueron velados en las galerías del Palacio de los Capitanes Generales, desde donde partió el cortejo fúnebre hasta el cementerio de Colón.

Para inmortalizar a los caídos en el siniestro de la ferretería de Isasi, el 24 de junio de 1897 se erigió en la Necrópolis de Colón, a instancias del Ayuntamiento de La Habana, el monumento  a los bomberos muertos, como reconocimiento a su noble sacrificio, su abnegación heroica y para perpetuar su memoria.

En tanto, en el inmueble que ocupara la Ferretería de Isasi, en la calle Mercaderes de La Habana Vieja, se inauguró, el 17 de mayo de 1995, la Sala de los Bomberos de la Dirección de Patrimonio Cultural de la Oficina del Historiador, dedicado a honrar la memoria de las víctimas de este voraz incendio.

Una tarja colocada en la fachada rememora los acontecimientos y lista los nombres de los fallecidos. Ya en el interior del museo pueden ser vistos en sus vitrinas trajes, cascos, medallas, insignias, pitones, megáfonos, hachas y otros objetos utilizados por los cuerpos de bomberos de la ciudad. Se destacan la pintura mural en la pared posterior que escenifica el desastre ocurrido, el Carro Bomba de vapor de tracción animal utilizado por los Bomberos Municipales (Ayuntamiento de La Habana, 1901), la maqueta de un coche bomba de principios del siglo xx y un extinguidor de tracción humana de 350 libras del siglo xix.

Horario: De martes a sábado, de 9:30am a 5:00pm, y los domingos de 9:30pm a 1:00pm