Museos

Salas de las banderas

Son las más relevantes del Museo de la Ciudad debido a los tesoros nacionales que exponen. Muestra además objetos personales de los máximos líderes de las guerras de independencia.

Museo de la Orfebrería Localizar en el mapa

Museo de la Orfebrería

Museo de la Orfebrería

La antigua casa colonial donde radica hoy el Museo de la Orfebrería, de la Oficina del Historiador de la Ciudad, se asocia con razón a los inicios de ese arte en Cuba, pues desde 1707 residió y tuvo su taller allí el platero Gregorio Tabares.

La construcción actual data del primer cuarto del siglo pasado, teniendo desde entonces diversas funciones y propietarios. Después de 1959 radicó un taller de acuñaciones. En 1996 reabre sus puertas como Museo de la Orfebrería, exhibiendo una valiosa colección de piezas artísticas y de uso corriente que testimonian el desarrollo alcanzado por los cubanos, a pesar de que la Isla careció de importantes yacimientos de metales preciosos.

La colección del Museo atesora piezas de variada factura entre las que se destacan las elaboradas en La Habana, todas pertenecientes a familias cubanas. Joyas, relojes, ceniceros, escribanías, piezas de numismática, objetos para el aseo, el comedor, el culto religioso; o destinadas a ornamentar armas, bastones y aposentos, permiten apreciar el dominio de la técnica y el derroche de buen gusto de quienes combinan la rudeza del herrero con la delicadeza del artista.

Predominan las piezas del siglo XIX y primer cuarto del siglo XX. Especial interés despiertan algunos objetos elaborados en el siglo XVIII, por su antigüedad y belleza. Uno de los valores más significativos del inmueble lo constituye la amplia y variada pintura mural.

La Casa de la Orfebrería es también sede de la Congregación de Plateros San Eloy, que agrupa a quienes en la actualidad se desempeñan en ese oficio.