Museos

Salas de las banderas

Son las más relevantes del Museo de la Ciudad debido a los tesoros nacionales que exponen. Muestra además objetos personales de los máximos líderes de las guerras de independencia.

Museo de Arte Colonial Localizar en el mapa

Museo de Arte Colonial

Fachada del Museo de Arte Colonial

El Museo de Arte Colonial de La Habana lo alberga la edificación más antigua y una de las más sobresalientes del conjunto arquitectónico que rodea la Plaza de la Catedral, en La Habana Vieja. Desde el siglo XVII se tienen noticias de una construcción primitiva de “tapias y tejas” ubicada en la parte sur de la plaza. Sin embargo, con el transcurso de los años se le realizaron modificaciones y, por vez primera, se menciona una casa nueva en la primera mitad del siglo XVIII. Así, el inmueble, frente a la Catedral de La Habana, data de 1720 y perteneció a Don Luis Chacón, quien fuera Gobernador Militar de la Isla en tres ocasiones.

La casa es un ejemplo típico de la arquitectura doméstica del siglo XVIII; de dos plantas, con patio central rodeado por cuatro galerías (la de la planta baja, arcada), con techos interiores de maderas preciosas trabajados con artesonados ricamente tallados, y gruesos muros que le confieren junto a la simetría de sus vanos un agradable aspecto de armónica solidez.

A partir de 1856 el inmueble comienza a ser dedicado a funciones sociales: el Real Colegio de Escribanos de La Habana, el relevante diario La Discusión, y la firma licorera Arrechabala. En 1963 la Comisión Nacional de Museos y Monumentos rescata su valor histórico restaurando adecuadamente la edificación, luego de las transformaciones desacertadas que se realizaron en el primer lustro de los años treinta de la pasada centuria. La prestancia de la casa se acentúa aún más cuando el 30 de julio de 1969 queda inaugurado en sus predios el Museo de Arte Colonial. Desde sus inicios los propósitos de la institución se orientaron a preservar el monumento histórico- arquitectónico que constituye la edificación, y abrir la puerta a una nueva fuente de conocimientos de la cultura nacional.

Hoy la institución continúa desarrollando una labor sociocultural enriquecedora para la comunidad y el público en general que visita este espacio. En sus salas de exposición permanente se pueden apreciar las colecciones de mobiliario, artes decorativas, elementos de la arquitectura, vidrieras cubanas, y elementos del transporte durante la Colonia, así como salas ambientadas que recrean los espacios de las casas señoriales y a partir de las cuales se transmiten las costumbres y modos de vida en la etapa colonial. Además, cuenta con una sala para exposiciones transitorias y una extensión en el Palacio de Lombillo, sito en Empedrado # 151 e/ Mercaderes y Plaza de la Catedral, donde se exhibe una invaluable colección de vajilla entre otros bienes de valor patrimonial.