Museos

Salas de las banderas

Son las más relevantes del Museo de la Ciudad debido a los tesoros nacionales que exponen. Muestra además objetos personales de los máximos líderes de las guerras de independencia.

Casa Oswaldo Guayasamín Localizar en el mapa

Casa Oswaldo Guayasamin

Casa Oswaldo Guayasamin

Esta casa museo se inauguró el 18 de enero de 1992, por el noble empeño del pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, y de la Oficina del Historiador de la Ciudad. La restauración del importante inmueble, ubicado en el Centro Histórico de La Habana, devolvió su esplendor a la casona erigida en el siglo XVIII, perteneciente a la familia Peñalver.

En el proceso de restauración de la antigua casa se encontraron pinturas murales, cuya riqueza arqueológica constituye un tesoro de la arquitectura colonial cubana. Una tasación del hallazgo lo acredita al famoso pintor cubano José Nicolás de la Escalera.

La casa museo Oswaldo Guayasamín posee tres salas de exposición permanente donde se honra y salvaguarda la memoria del pintor de Iberoamérica. En ellas se exhiben objetos personales del creador y obras originales donadas a la nación cubana. En los espacios de la prestigiosa institución se pueden apreciar también piezas del arte popular latinoamericano y objetos que datan del siglo XIX.

Una de las salas, ubicadas en la planta alta, se considera como de usos múltiples, pues se realizan exposiciones transitorias de artistas de la plástica cubanos y extranjeros; conferencias y exhibición de videos acerca de la vida y obra del pintor ecuatoriano, así como celebraciones de importantes fechas relacionadas con la historia de Ecuador.

Otras tres galerías acogen muestras transitorias de las diferentes manifestaciones del arte de Cuba y el mundo.

Oswaldo Guayasamín

Nació en Quito, capital del Ecuador, el 6 de Julio de 1919. Se gradúa de Pintor y Escultor en la Escuela de Bellas Artes de Quito. Obtuvo en su juventud todos los Premios Nacionales y fue acreedor, en 1952, a los 33 años, del Gran Premio de la Bienal de España y más tarde del Gran Premio de la Bienal de Sao Paulo.

Realizó unas 180 exposiciones individuales y su producción fue muy fructífera en cuadros de caballete, murales, esculturas y monumentos. Expuso en museos de la totalidad de las capitales de América, y muchos países de Europa, como en Leningrado (L´Ermitage), Moscú, Praga, Roma, Madrid, Barcelona, Varsovia.

Hasta su fallecimiento, el 10 de marzo de 1999, trabajó en su obra cumbre denominada La capilla del hombre. Ella, como la totalidad de sus creaciones, tiene un gran sentido humanista y de denuncia a la injusticia y la violencia que marcó al siglo XX.

Guayasamín fue amigo personal de los más importantes intelectuales y estadistas del mundo progresista, y retrató a algunos de ellos, como Fidel y Raúl Castro, Francois y Danielle Mitterrand, Gabriel García Márquez, Rigoberta Menchú, entre otros.

Recibió varias condecoraciones oficiales y doctorados Honoris Causa de Universidades de América y Europa.