Museos

Salas de las banderas

Son las más relevantes del Museo de la Ciudad debido a los tesoros nacionales que exponen. Muestra además objetos personales de los máximos líderes de las guerras de independencia.

Casa de Asia Localizar en el mapa

Casa de Asia

Casa de Asia

La casa museo de Asia testimonia un importante pasado arquitectónico que entremezcla elementos constructivos originales con su función doméstica y su rica historia familiar. Construida desde 1688, su genealogía se asocia con apellidos de la aristocracia habanera como Castellón, Luque y Hermosilla.

En el siglo XX la propiedad deviene ciudadela con sus espacios deteriorados. En la década de los 90 se inician los trabajos de restauración y rehabilitación, luego de los cuales el inmueble sería refuncionalizado como casa museo de Asia en 1997.

La institución evoca, mediante su programa sociocultural, los vínculos históricos, culturales y comerciales que distinguieron las relaciones de Cuba con el Oriente desde el siglo XVII, y se consolidaron a mediados del XIX y el XX con la inmigración y permanencia de las comunidades chinas y japonesas primero, y otras de origen asiático después.

Un recorrido por las salas de exposiciones permanentes de la Casa de Asia, muestra al Galeón de Manila surcando las aguas del Océano Pacífico cargado de exóticas mercaderías; suntuosos objetos destinados a enriquecer las arcas de la metrópoli española, que dejaron su impronta en Cuba y específicamente en la ciudad, al ser el puerto de La Habana punto obligado de reunión de la flota que custodiaba y trasladaba las grandes riquezas a España.

Las colecciones fundamentales del siglo XIX se han enriquecido con las piezas donadas por el presidente cubano Fidel Castro; obsequiadas al máximo dirigente cubano, exhiben una magnifica factura, y están inspiradas en técnicas y procedimientos antiguos de extremada belleza.

La Casa de Asia promueve expresiones culturales de origen asiático que desde antaño existieron en la Ciudad de La Habana, inserta en la estrategia de rescate del patrimonio cultural de la Oficina del Historiador. En sus espacios tienen lugar diversas actividades culturales como exposiciones transitorias, conferencias, eventos, cursos, talleres, espectáculos, entre otros, cuyo objetivo es difundir la diversidad y riqueza de una cultura milenaria.